/

about

¿Qué tienen en común The Teenagers, Pixies, The Divinyls, Lydia Lunch, Frankie Goes To Hollywood, The Buzzcocks, The Violent Femmes, Devo, Elvis Costello, The Who, Tigres Leones, La Polla Records, Juampa y La Raja, El Chivi y Kentucky Fried Niggaz? Ni más ni menos que todos han cantado en una o varias de sus grandes piezas al noble arte del pajezote, a la fricción mano-chorra autoinducida, al aborto por la vía más sencilla, placentera y económica. Will Spector y Los Fatus andan al nivel, si es que no superan a un amplio grupo de los anteriormente citados. Fijaos que lo que los oscenses nos dicen, que la única religión válida es el onanismo, supera incluso a cuando Lydia Lunch exponía sensatamente que todo iría mejor si la gente se pajease igual no mejor, simplemente más. Will Spector Y Los Fatus anteponen una paja -pese a todas las leyendas urbanas que acompañan a esa noble práctica, a buen seguro más antigua que el primero de los oficios según la Biblia (la prostitución)- a un triste y lamentable polvo con sus respectivas. ¿Que por qué? Pues por la sencilla razón que aun sintiendo devoción por su pareja nadie a quien conozcan mejor que a sí mismos para echar un cobete, como diría el gafas de Woody Allen, sin duda gran y frecuentísimo pajero. Y si eso es en el supuesto dado, cuánto peor no será follar con una cualquiera en vez de con nuestra mano, ¿verdad?

Un éxito que invierte la tradición arquetípica de mujeres poniendo quejas para no proceder al clásico ayunte de sábado noche permitiendo que sea el hombre quien reniegue de un refrote genital. Un jitazo pro paja y, por lo tanto, pro control poblacional -cuando no posible salvador de la humanidad-, en la mejor tradición de la Iglesia de La Eutanasia de Chris Korda. Un temazo por el que matarían Electric Six a buen seguro, no exento de momentos de exaltación loca en forma de subidones vocales totalmente descontrolados. En resumen: que pajas sí, polvos no. Grandes.

credits

released July 2, 2013

tags

license

all rights reserved